Bienaventurados los que lloran

Bienaventurados los que lloran; porque ellos serán consolados.

El sufrimiento. He aquí el gran misterio del cristianismo, la incógnita que jamás se contesta en todas las Escrituras. Esto lo debemos reconocer todos los que creemos en el Dios judío. La pregunta “¿por qué sufrimos?” no tiene una respuesta explícita. Nos debemos conformar diciendo que Dios nos puede entender, que no hay manera más íntima de acercamiento a su creación que por medio del sufrimiento. Jesús sufrió y con el Él, también el Padre.

Jesús habla a los enfermos, a los que sufren, a los que lloran. Nos recuerda aquel Salmo: “los que siembran con lágrimas, cosecharán con gritos de alegría, aunque lloren mientras llevan al saco de semilla, volverán cantando de alegría, con manojos de trigo entre los brazos”. La cosecha que, ciertamente, no será en este mundo; que vendrá por gracia de Dios; los manojos de trigo que serán para saciar esa hambre que no viene por no comer sino por querer conocer algo que está más allá de este mundo. Hambre espiritual, hambre de nuestro Padre.

Dios mismo, pues, consolará a esa creación que hoy sufre. El Maestro no centra su mensaje en los sanos, en aquellos que dicen que no pasa nada, que parecen tener la vida asegurada, que dan la impresión de haber pagado sus cuentas desde antes de entrar a la tienda. No. El sano, dirá en otro pasaje, no necesita médico. Para el enfermo hay un médico. Los que sufren por su falta de espiritualidad y piensan que ya no hay remedio deben escuchar con fuerza las Palabras de Jesús: sí hay salvación, no en este mundo, pero la hay. Allá estaba el Padre, pero ahora, con Jesús, se ha acercado a su creación para recordarnos que detrás de todo esto hay un arquitecto, que no tiene caso honrar la creación sino al creador.

La consolación que necesitan los enfermos, el pañuelo para limpiar lágrimas, la paz, todo eso viene a proclamar Jesús. Alégrate tú, enfermo y doliente, que ha llegado tu Salvador.

Esto suena muy bien desde la tranquilidad de gozar de buena salud. Los enfermos, los que hoy mismo sienten en su cuerpo el sufrimiento, ¿qué dirán? Pienso en Arturo, joven amigo que resume las pérdidas más dolorosas para cualquier ser humano. A los 11 años perdió a su padre, a los 19 a su madre, a los 20 a su novia, a los 21 le detectaron insuficiencia renal y mientras escribo estas líneas, Arturo se encuentra postrado en una deprimente cama de hospital. Lo oigo decir que no quiere volver a tener una relación con Dios. Me oigo decirle que él lo está esperando con los brazos abiertos. Él critica las prácticas hipócritas de la iglesia. Yo le digo que se concentre en su salvación personal. Mientras digo esto, un vecino de cama emite sonidos extraños, ayes de dolor. Mientras le digo que a sus 21 años le queda un futuro lleno de esperanza, él espera a que le hagan una hemodiálisis, sus riñones no funcionan y su cuerpo se llena de toxinas. Le repito que hay algo más que este mundo y él me responde que yo no sé lo que se siente tener una sonda, un aparato en su cuello que hace que su sangre se limpie. Sí: Arturo tiene en su cuerpo la incógnita más profunda e incómoda de la religión, ¿por qué sufre?

No lo sé. Jesús le dice que será consolado. Él grita de dolor. El Maestro enseña que ahí, en medio de esas lágrimas, está un Padre amoroso, presto a consolar.

About these ads

10 thoughts on “Bienaventurados los que lloran

  1. Todo lo que Dios pone en nuestro camino tiene un propocito . Recordemos los grandes dolores del apostol Pablo que le pedia a Dios se los quitara Y la respuesta fue MI GRACIA TE VASTE .

  2. Realmente no creo q DIOS quiera o sea su plan primordial q la humanidad que cree en EL sufra. La palabra dice q el Enemigo vino a robar, a matar y a destruir, pero Cristo vino a darnos vida y vida en abundante. Creo firmemente en las bendiciones del Deuteronomio 28 son para los q le buscan con corazón sincero y entre estas bendiciones no está la enfermedad o el sufrir por ella.
    Debemos sacudirnos esa malicia q el enemigo quiere venir a meter en nuestro cuerpo, en nuestra vida. La palabra dice q si nos sometemos a DIOS y resistimos al diablo, el huirá de nosotros
    Dios tiene para nosotros planes de bien y no de mal para darnos un futuro de bienestar dice en Jeremias 29; asi q yo no puedo creer otra cosa. Yo tenía dos enfermedades Una de escoliosis y otra de dolencia en las rodillas desde niña y cuando encontré esta gran verdad q les comparte, me paré firme en q si Dios lo dijo, es verdad y yo eche fuera de mi vida y mi cuerpo toda enfermedad y aunque me dolía en esos momentos lo echaba fuera y no e quejaba NO! Más bien le daba Gloria a Dios por su sanidad y por el poder de su palabra porque yo la creía, lo veía en lo espiritual y resistí en la fe y q Creen? Se fue ese mal y hoy testifico para q ustedes también crean q DIOS los pensamientos que tiene para nosotros son de bien y no mal.
    Es necesario q renovemos la mente en cuanto a este tema, ya q como nosotros creamos se nos va a ser hecho. Si creemos q nos merecemos eso, lo tendremos y si creemos q no me pertenece tendré fe para q se valla.
    Tenemos q esforzarnos en Renovar la ente y tratar de andar en obediencia para q nos sigan las bendiciones de Deuteronomio 28: 1-14 y no las maldiciones por la desobediencia q esta en Deuteronomio 28:15 en adelante.
    Nuestro amigo en cama, deseo le llegue este mensaje para q se levante y crea y DIOS lo levante Poderosamente. PORQUE DIOS ES PODEROSO PARA LIBRA!!!
    Les bendigo!!

  3. Bendiciones para todos nuestro senor jesus dice bienaventurados los ke lloran entonces jesus esta diciendo felices son los ke lloran el mundo nos dice no llores,librece de la tristeza,busque la felicidad.pero jesus dice: para ser verdaderamente feliz una persona primero debe llorar ¿ke quiere decir jesus al decir ke debemos llorar? Quiere ke lloremos por nuestros pecados el esta ablando de la tristeza espiritual no la del mundo.antes de poder recibir el gozo de nuestra salvadcion primero lloremos por nuestros pecados ,esta tristeza nos lleva al arrepentimiento ( 2 corintios 7:10 dice: porque la tristeza ke es segun dios produce arrepentimiento para salvacion , de ke no hay ke arrepentirce ;pero la tristeza del mundo produce muerte cuando nos arrepentimos de nuestros pecados cristo nos consuela en jesus encontramos esperanza ,paz y gozo sin la tristeza no puede haver gozo sin verdadero arrepentimiento no hay salvacion

  4. yo solo se que me arrepentido y soy creyente y no se como puedo llegar al señor le suplico todos los dias que me ayude a resolver los problemas de mi familia que estan ensus manos por tantos años y se agraban dia a dia lloro todos los dias , estoy sumanente triste sin respuesta.

  5. Dios los bendiga! En verdad estas palabras de aliento me han hecho retomar la fe que Dios me brinda la cual el solo sabe dar. A pesar de los problemas y la situacion que estoy viviendo que cabe añadir es la mas difisil en toda mi vida, yo se que mi Señor esta con migo a cada momento.
    Gracias por recordarmelo, siempre firmes el es mi roca y quien levanta mi cabeza!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s