¿Para qué un ministerio de solteros? III

III. Los héroes bíblicos fueron casados

Los grandes hombres del Antiguo Testamento son casados. Desde Adán hasta los profetas, pasando por los patriarcas y los reyes, prácticamente todos compartía su vida con una pareja. Esto sólo nos dice que a Dios no le desagrada el matrimonio. Lo que no significa que la soltería sea algo malo. Sólo quiere decir que al Dios de Israel no le importaba si un hombre o mujer estuviera casado para usar a tal ser como vía de comunicación con el resto de la humanidad. Reiteremos: los grandes hombres del AT eran, de hecho, casados.

¿Por qué todos esos personajes tenían esposa? Quizá porque en Génesis 1:28 y 2:24 la Torá establecía claramente que el plan de Dios para su creación era que tuvieran muchos, muchos hijos y que, para eso, tenían que estar casados y llegar “a ser como una sola persona”. Así que para todos ellos, desde Adán, lo normal era que el ser humano, en algún momento de su vida (y no muy tarde), debía dejar a sus padres, unirse a una mujer y, entre otras cosas, tener hijos. Ir en contra de este designio podría poner en peligro la supervivencia del pueblo elegido y, casi por transitividad, no coincidir con el plan de Dios.

Entonces, ¿quiere Dios que el ser humano se case? Si es más difícil encontrar a un héroe bíblico soltero, ¿no quedrá decir algo sobre el plan divino? La respuesta podría obtenerse al echar una mirada rápida al AT: Dios observa la soledad de Adán y le da a su complemento ideal, Eva. Abraham salió con Sara, su esposa, ante el llamado de Jehová. Luego, este mismo patriarca busca esposa para Isaac y la encuentra en Rebeca. Jacob trabaja por 14 años sólo para casarse con Raquel y de esa unión nacen los 12 hijos de Israel. Ahora demos un salto histórico y ubiquémonos en Egipto. Moisés huye de Faraón y se casa. Ya casado, y por cierto, realizando una labor propia de un pater familia, se encuentra con el mismísimo Jehová. Otro salto: Josué entra ya casado a la Tierra Prometida. Cientos de años después, el último caudillo de Israel, Samuel, también se casa. Su sacerdocio no es impedimiento para el matrimonio. El gran héroe israelita, David, inicia sus hazañas soltero pero termina casándose. Es el padre de Salomón quien no sólo es conocido por sus proverbios sino por sus incontables esposas. Por cierto que es a este rey al que se le atribuye a ese hermoso poema amoroso llamado Cantar de los cantares. Si esto no es suficiente, tenemos otro ejemplo donde Jehová manda casarse al profeta: Oseas.

Pero no sólo el AT está lleno de ejemplos de que Dios quiere que el ser humano se case. En el NT también abundan los ejemplos de cristianos para quienes el matrimonio era cosa natural, dada. Claro, los dos grandes hombres neotestamentarios fueron solteros  y eso ensombrece al resto. Pero ni Jesús ni Pablo prohíben el matrimonio. El otro gran apóstol, Pedro, era casado (Jesús sanó a su suegra) y aunque Pablo en 1 Corintios 7 opina que ser soltero es mejor, en realidad sobre la soltería no hay un mandato, especifico. El objetivo del NT es anunciar al ser humano que hay un sólo camino para llegar al Padre. Pero incluso en el NT, el ejemplo que las Escrituras usan para explicar la unión entre Dios y su iglesia es el matrimonio. Y así podríamos continuar…

Hasta aquí podríamos concluir que lo que Dios quiere es que el ser humano crezca, se una y tenga hijos. Llamesmos a esto “el plan mínimo“. En otras palabras, a Dios le gusta que su creación se una en parejas y que siga existiendo.

Podríamos preguntarnos: ¿desearía Dios que su creación se quede soltera para siempre? La siguiente nota tratará de responder esa pregunta.

Anuncios

3 comentarios

  1. Claudia González Soriano · · Responder

    Hola a todos los hermanos y amigos que han participado en esta página ya sea en su elaboración, enviando sus comentarios o únicamente leyendo los artículos aquí publicados.

    Quiero que sepan que tengo el gran privilegio de convivir muy de cerca con el Sr. Luis Venegas (lo de Sr. es por que tiene aproximadamente 4 meses que se caso con mi discipuladora Perita) no solo por que muy constantemente predica en las Reuniones, sino por que soy miembro de la charla que el dirige junto con su esposa y por ende formo parte, desde hace más de 7 años del ministerio de solteros (más los primeros 5 años de mi cristianismo en el ministerio de UNIVERSITARIOS).

    Tengo la firme convicción de que todo lo que nos han enseñado nuestros amados líderes durante todo este tiempo en la Iglesia ha sido convencidos de que es lo que a Dios le agrada, y lejos de reprocharle algo a alguién estoy muy agradecida por el amor, cuidados y servicio a nuestra vida espiritual que nos han dado, pero celebro con todo mi corazón que hoy exístan hermanos con un profundo entendimiento espiritual, y que tratan abiertamente temas que no deberían de ser tan controversiales ya que forman parte la vida del Ser Humano, así como respirar o comer, tan es así que es el origen (GENESIS) del genero humano y sobre todo que es el mecanismo perfecto creado por Dios para la conservación de la humanidad, el MATRIMONIO. El problema es que entorno al tema se ha creado una especie de tabú, mito o hasta parece un tema prohibido, y esto lamentablemente ha ocasionado que muchos que hoy hemos apostado nuestra solteria a Dios nos conformemos y nos resignemos a ser “felizmente solteros”, tan es así que las citas son un bello recuerdo y que muchos (as) hermanos (as) por no ver la posibilidad real de vivir esta estapa de su vida en la Iglesia hayan avandonado su fe. Lo dice una mujer que gracias a la infinita compasión de Dios ha sido miembro de la Iglesia, e insisto gracias a Dios, por un poco más de 12 años, que ha tenido la oportunidad de escuchar corazones que dicha situación ha amargado y desánimado, y por eso: Exorto a los discípulos a que le demos un voto de confianza a las clases de Luis, que de hecho no solo son una muestra de espiritualidad, sino de investigación y estudio, maduremos en este tema para que nos ayudemos entre nosotros a vivir, en TODAS las áreas de nuestra vida, el plan de nuestro compasivo y amoroso Padre.

    Los ama Claudia González S.

  2. Lee la biblia… no todos estan llamados al matrimonio, hay gente incapacitada para casarse xq su vocacion no es el matrimonio

  3. Jacqueline · · Responder

    Es correcto lo que mencionas, la Biblia nos da ejemplos de personas que decidieron permanecer solteros y servir al Senor en este estado, pero es importante mencionar que tiene que ser un don dado por Dios a personas expecificas. Como bien explican en esta pagina con el tema ; “El Celibato”. Es importante mencionar y auto evaluarnos si lo hacemos porque es un don dado por Dios o por decepciones en nuestro pasado sin solucional. Echo nuestra auto examen siendo honestos y si aun queda en nosotros raices de decepcion debemos pedir al Senor que nos sane completamente de todo eso que nos impide alcanzar la paz interior y entonces vamos a poder reconocer si es un don o si estamos listos a permitirle al Senor que nos bendiga con la ayuda idonea que El tenga preparada para nosotros. Porque no es bueno que el hombre este solo … necesitamos de esa compania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: