Cielos nuevos para Luz María

Para los cristianos, la muerte significa santificación. En el último capítulo de la Biblia, Juan describe la Nueva Jerusalén. En un versículo lleno de imágenes dice que los siervos de Jesús verán a Dios cara a cara, que su nombre estará escrito en la frente y que en ese lugar la luz de Dios iluminará por siempre las calles. Hoy anunciamos que una sierva de Jesús ha iniciado ya ese proceso. Luz María, de la Región Iztacalco en la Iglesia de Cristo en México, murió el lunes 26 de noviembre.

Luz María tenía 14 años de pelear la buenta batalla. Sufría de una enfermedad que le afectaba la movilidad de sus extremidades. Pero incluso en su fragilidad, nunca dejó de servir, de animar, de llegar a la Iglesia. Para quienes la vimos, Luz María representaba en su cuerpo el gozo del cristiano en medio del sufrimiento. Al momento de partir, Luz María era integrante activa del ministerio de solteros y un ejemplo de vida.

Ella ya está descansando en paz y verá la promesa de la vida eterna cumplirse cuando despierte del sueño de los justos. La batalla para ella ha terminado. Aquí nos quedamos, Luz María, peleando esta guerra espiritual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: