Archivo del Autor: Luis Venegas

Treinta años después…

Una secta llegó a México hace treinta años. Afirmaba que se apegaba cien por ciento «a la Biblia». Vamos a hacer dos simples preguntas, un sencillo examen. ¿Cuánto tiempo tardó la Iglesia del primer siglo en nombrar diáconos, maestros, ancianos, pastores, profetas? (Si se quieren ver más quisquillosos, podrían preguntarse si realmente existía la «ordenación» […]

¿Jesús es la verdad?

[Después de una muy interesante plática con hermanos a los que considero altamente inteligentes y espirituales, quiero reflexionar sobre esto de Jesús y La Verdad. Así que, quedan prevenidos: vienen publicaciones que contienen reflexiones que los pueden dejar fuera de sus iglesias. Luego no digan que se les dijo. 😂 Va.] 1 En uno de los […]

Perfeccionar a los santos

Si el predicador monopoliza la asamblea de los creyentes, ésta ni es asamblea ni necesariamente está creciendo. Las iglesias se vuelven propiedades o empresas personales de los líderes cuando éstos y no todos los creyentes, llevan las riendas.

El sistema tóxico kipmaquiano

Y cuando ellos, los “remanentes” piensan que van a estar mejor con Kip que con sus líderes ICMARs son tan ingenuos o tan necios como si una persona con una pierna amputada creyera que por cambiarse de zapatos le fuera a crecer la pierna cercenada.

¿Prevenir es estar amargado?

De vez en cuando debemos repetir el mismo razonamiento para que los despistados, confundidos o mala leche (o todos al mismo tiempo), sean orientados, aunque sea un poquito y aunque suene repetitivo. Veamos: Imagine que usted sabe que hay una esquina en su ciudad donde los delincuentes roban, abusan y, en general, hacen cosas malas […]

“Anímense con estas palabras…”

¿Y si nuestras prioridades como iglesia no son las prioridades ni de la Biblia ni del Maestro ni de Dios? Cuidado con ser odre viejo.

Fracasos generacionales

El líder fundador explicaba su método de manera muy simple: Misioneros extranjeros plantan una iglesia. Los miembros locales crecen, vigilados por esos misioneros. A su debido tiempo, los misioneros regresan a casa o se van a plantar otra misión y los locales son nombrados líderes. Estos líderes nacionales entrenarían a su vez a nuevos y […]