Serán perseguidos

Juan 15:18-27

He aquí el recordatorio de que no todo en el cristianismo es color rosa. Sí, todo lo que se pida en nombre de Jesús se cumplirá; sí, vendrá el Espíritu de la verdad y nos consolará; sí, Jesús nos ve como sus amigos. Pero todo eso no detendrá las persecuciones, las críticas, las insidias de del mundo. Claro: el príncipe de este mundo no se enoja cuando uno está con Él, pero cuando se empieza a alejar de su influencia, sí que salta. El propio Maestro padeció todo esto. Así que olvidémonos del cristiano “buena onda”, domesticado por la sociedad. Todo lo contrario. ¿No debería ser el personaje incómodo? El elemento potencialmente peligroso, el aguafiestas, el apestado: un creyente en Jesús está en su ambiente cuando es aborrecido.

Como consuelo, Jesús dice que obedecerán las palabras de sus discípulos. Dejemos claro esto: el Maestro repite, casi como estribillo, que quien escucha el evangelio, lo escucha a Él y, por lo tanto, al Padre mismo. Ya en este momento debería quedar claro cuál es el mensaje principal: ¡Dios! Él es el evangelio; eso es lo que manda a anunciar a sus seguidores, a un Dios que ama, que envía luz a los ciegos, pies a los cojos, que resucita a los sepultados. Cuánto ganaría la iglesia si se anunciara a Cristo y no las agendas personales de los dirigentes, cuánto si fuera Jesús sólo y no la vanidad de sus seguidores. Los de afuera no tienen pretexto, pero los de dentro, ¿cómo se justificarán en aquel día cuando se les pregunté si fueron fieles en anunciar el mensaje de su Maestro?

Esos hombres en la Jerusalén de Pilatos, esos que desde el principio habían estado con el Maestro no tenían ya más que seguir. Su vocación sería la de anunciar el evangelio. Ni más ni menos. El Espíritu Santo hará ese trabajo. A nosotros sólo nos queda soportar lo mismo. Vivimos en el mundo pero no somos parte de ese club. Y los raros no son bien vistos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Tienen razón en lo que dicen, pues la misma biblia nos dice que si a Él lo escuchamos y lo obedecemos a Él le amamos…

  2. Si hay mucha verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: