Un mecanismo de control

Hace poco, platicaba con un hermano sobre un incidente en el que su líder de iglesia estuvo involucrado. Básicamente, el líder lo acusa de haber “pecado”. Vi, entonces, con claridad el mecanismo de control mental y espiritual que se usa en cientos de grupos sectarios-religiosos.

  1. El líder afirma que estás mal, que has cometido una falta.
  2. El líder te manda a llamar en privado.
  3. En la reunión con el líder, te dará terapia de choque: debes estar convencido de que estás mal, de que has cometido una falta grave. Según cómo respondas, podrá ser amable-rudo, amoroso-amenazador. Jugará al interrogador hasta que aceptes tu culpa.
  4. Una vez que aceptas lo mal que estás, viene la penitencia. De nueva cuenta, esta penitencia irá en proporción a lo duro que fuiste para aceptar tu culpa. Si a las primeras dijiste que estabas mal, la penitencia será incluso simbólica. Pero si te pusiste difícil, la penitencia será más grande: pedir perdón en público, aceptar lo equivocado que estabas y lo acertado que estaba el líder, ya no participarás en su reunión, etc.

Si no aceptas tu culpa, prepárate para más sesiones de choque. Y si de plano te aferras, entonces te expulsarán e iniciarán una campaña para que todos vean lo malo que eres.

One comment

  1. Muy bien dicho Luis.
    Asi es como en Tijuana manejaban las cosas, (quiero pensar que no es igual en estos tiempos pero como es parte de la Iglesia de KIP entonces dudo que no sigan esta practica.)
    Tendre fe que algun dia esto se resuelva.
    Edwin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: