Dinero

porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores (1 Timoteo 6:10)

Si algo están dispuesto a negar los que viven de la fe es su amor al dinero. No lo dirán así y siempre tienen un buen pretexto para justificar su sueldo mensual. Una pregunta que me hacen una y otra vez es si yo quiero que los líderes religiosos sean pobres. No. Ni siquiera digo que el líder cristiano no deba tener un ingreso por lo que hace. Lo que digo es que cuando el líder cristiano depende de su iglesia, es decir, de su grupo, su dependencia no está puesta en Dios sino en ese grupo. El cristianismo según el modo estadunidense considera al pastor como un CEO, un director ejecutivo de la empresa llamada iglesia s.a. de c.v. Y como trabajador de una empresa, merece un sueldo digno. Es curioso cómo algunos anuncios de solicitud de pastores piden como requisito “que crea en lo que esta iglesia cree”. Parece una exageración, pero no lo es. Entiéndase esto de una vez: si eres trabajador de una empresa debes comerte completo su credo, cultura, prácticas, ideales… o renunciar. Cuando uno es joven, cuando no tiene más responsabilidades que su propia vida, puede darse ese lujo: “renuncio, quédense con su iglesia”. Pero cuando ya tienes 20 años ahí, con 50 años y tres hijos, ya no es lo mismo. ¿Y aquello de que Dios proveerá? Si somos siervos, ¿no nos dará el Señor nuestro “sueldo”? ¿Le voy a creer a Dios o a la seguridad que me da un contrato laboral? He ahí la tragedia de muchos supuestos siervos de Dios. En privado tienen toda la actitud rebelde, crítica hacia el sistema, incluso de franco desacuerdo. He escuchado a muchos líderes que semana tras semana predican las doctrinas que de noche, en lo más privado, niegan y dudan. Creen que pueden vivir sin ese sueldo. Pero no es así. No necesitan que ningún superior (un consejo, otro líder) les amenace con despedirlos. Es la simple constatación de una cosa: si se van, no saben hacer nada más que hablar en un púlpito. Algunos buscarán trabajos que se parezcan. Otros empiezan a planear el día en que renuncien capacitándose en otras cosas. Los más exitosos en el mundo serán los más fracasados en su iglesia. Tarde o temprano entrarán en tensión. Y ante la opción de elegir, eligen la que les de más dinero. ¿Quién es el verdadero Señor de los líderes?

One comment

  1. Muy bien explicado Luis, yo es estoy en contra de que los lideres reciban un salario del dinero de Elohim por la misma razon que Pablo comento en Hechos: 20.33 y 34 : Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido.
    Adicional a esto 1 Corintios 9.18 18 “¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.” y por ultimo 1 Corintios 9.12. “12 Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros?
    Pero NO hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Yehoshua.”
    Y aqui claramente dice “para no poner ningún” obstáculo al evangelio de Yehoshua.
    Y recordemos lo que Yehoshua dijo en Marcos: 9.42. “Y cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le fuera si le hubieran atado al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y lo hubieran echado al mar”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: